11 de desembre 2010

Discurso del Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones

Me parece loable y digno de aplaudir la decidida exposición del Gran Maestro de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones en cuanto a la aceptación femenina se refiere.

La Masonería fundamentada en unos valores ético-morales y principios de alcance universal, no puede estancarse cual dogma atemporal en una restricción reglamentaria contra la aceptación femenina que atenta al concepto mismo de dignidad humana, de progreso y atenta a la razón.
Ni siquiera históricamente (ver trabajos de Jean Gimpel y los estatutos de Boileau, Paris del S. XII entre otros muchos) fue negado el acceso en la Mas.•. de Oficio (Operativa) que incluyó mujeres, y del mismo modo, rápidamente bajo la influencia Modern en la Europa continental proliferaron los Trabajos Mixtos (ver los Rituales del Marquis de Gages en los Países Bajos Austriacos y el fenómeno de la sociablilidad en la Ilustración, o del propio Conde de Clermont del S. XVIII).
Sólo un giro dogmático traducido en la fusión de 1813 impidió la natural revisión de las fundadoras Constituciones de 1717, manteniéndose la tendencia de reconocimiento y recepción de la mujer por las históricas obediencias continentales Gran Oriente de Bélgica y Gran Oriente de Francia, que hoy día, entre otras muchas, las reconocen plenamente.

Por fortuna, cada vez más son las OOb.•. y Potencias Filosóficas sobretodo al abrigo del Rito Moderno, que reconocen a la mujer en pleno derecho masónico, respetando también la libertad de Trabajar en Talleres Masculinos, Femeninos y Mixtos.
Hoy nuestro Rito Moderno debe recoger el testigo y proseguir con la expansión de los valores inherentes que detenta, libre de toda discriminación o imposición dogmática en defensa de unas sociedades más justas, libres, laicas y solidarias.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"


Gran Maestre Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, Ángel Jorge Clavero:

Al comenzar estas palabras quiero comentarles que después de mucho tiempo y de un esfuerzo sostenido por todos, la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la Argentina ha completado esta semana su reorganización, tenemos nuevamente actividad masónica en todas las provincias argentinas y ya funcionan Logias regulares en todo el país.
Con esta noticia tan buena y alentadora cerramos un ciclo de treinta meses en el que se ha incorporado a la Masonería argentina una gran cantidad de nuevos iniciados. En este tiempo, la membresía de nuestra Institución ha crecido el 37 por ciento. Fenómeno que no se daba desde hace más de cincuenta años.
Nuestro tradicional e histórico Palacio Cangallo, inaugurado en 1872, ha sido totalmente restaurado, sus templos ó talleres de ideas trabajan a tiempo completo y con todos sus elementos actualizados. Dentro de algunas semanas ya estaremos en condiciones de habilitar nuestro nuevo edificio en el barrio de Boedo donde funcionarán 30 logias y será sede del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos.

Porque la Masonería entiende que el laicismo constituye uno de sus ejes principales. El laicismo está profundamente asociado a la educación, pero su contenido no se agota en esa única instancia.
La planificación familiar, la educación sexual, los temas de género, el matrimonio igualitario que reclama una nueva ley que incorpore a grupos todavía excluidos, la lucha por mejores condiciones para el ejercicio de la maternidad y la paternidad responsables son temas que reclaman abordajes científicos, de salud pública, culturales y sociales exentos de valoraciones dogmáticas o confesionales.
El laicismo constituye un programa en sí mismo y es el mejor vehículo para el mejoramiento y el progreso. El laicismo promueve gobiernos civiles de todos y para todos, respeta las decisiones individuales de los ciudadanos, evita inútiles confrontaciones entre política y religión y avala la armonía social con arreglo al respeto irrestricto de los derechos humanos.
Dos hitos históricos respaldan la absoluta adhesión al laicismo por parte de la Masonería argentina: la ley 1420, que instituyó la educación libre y gratuita, y la Reforma Universitaria de 1918, que aseguró la igualdad de oportunidades para los estudios superiores en nuestro país.
Corridos los años y observados sus innegables resultados en los que se moldearon muchísimas generaciones de argentinos, debemos pensar nuevamente con qué nuevos instrumentos debe expresarse el laicismo como punto de partida de una nueva epopeya.
Vivimos un tiempo mundial y local de profunda e intensa revolución científica y tecnológica. Los viajes espaciales y la presencia del hombre en la Luna han derivado elementos que ya son de uso cotidiano. Fueron, además, el punto de partida para experiencias que se traducen en la prolongación de la expectativa de vida, la prevención y curación de enfermedades que fueron letales, una nueva conciencia de nuestro entorno en el que ahora luchamos por la preservación del medio ambiente, el uso racional del agua y contra los fenómenos del calentamiento global.
Todos estos temas nuevos merecen nuestra profunda atención porque son los que renuevan y resignifican el laicismo del siglo 21.
Ingresamos en la segunda década del nuevo siglo y esos enormes avances de la Humanidad conviven con extendidos bolsones de pobreza y exclusión. La Masonería, que perdió abnegados hermanos, médicos que no dudaron en ofrendarse para asistir a los enfermos por la fiebre amarilla y por otras pestes y epidemias, hoy dirige su mirada y levanta su voz por los excluidos de toda clase, especialmente los niños y los jóvenes de nuestra Patria.
Bástenos el lacerante dolor cotidiano de los cartoneros, en los que podemos sintetizar la marginación, la lucha por la supervivencia y la porfiada actitud ética para no caer en la trama del delito.

Los masones somos constructores y libre pensadores, trabajamos en los talleres de ideas que llamamos logias, estamos centrados en el SER HUMANO, nuestro ideario rechaza cualquier tipo de obediencia ciega ó verdades reveladas. Nuestro sistema de valores se asienta sobre la solidaridad, el trabajo, la ética y la estética como elementos esenciales de una conducta armónica. Los masones perseguimos obsesivamente la belleza y la armonía.
Somos seres libres y éticos, que desde una perspectiva de unión fraternal proclamamos como Terencio en la República Romana “hombre soy, nada humano me es ajeno”
Nos ofrecemos a la sociedad desde diversos pensamientos políticos, tallados por la tolerancia, buscamos siempre la síntesis para encontrar soluciones de conjunto, unitivas, porque nos formamos en esta escuela iniciática, humanista y filantrópica que busca la verdad.
Como ciudadanos, estamos desarrollando el “Observatorio de la Ciudadanía” en colaboración con diversas organizaciones sociales. Es un planteo interdisciplinario para el estudio y confección de propuestas que tiendan a mejorar las políticas públicas que dictan los gobiernos legítimos elegidos por el pueblo.
Ciudadanía, República y Democracia son conceptos entrelazados por sus contenidos. Constituyen la base, los cimientos, sobre los que levantamos nuestros templos individuales, se proyectan en las construcciones sociales que señalan nuestro crecimiento y nuestro desarrollo como argentinos.
Señoras y Señores; la Masonería viene desde el fondo de la historia cuando agrupaba a los constructores de obras inmortales. Desde 1717, esa Masonería Operativa fue trocando en Masonería Especulativa y hoy, casi trescientos años después, su edificio se mantiene vivo, en pleno crecimiento y en toda la faz de la tierra.

La Masonería argentina es una de las pocas instituciones tradicionales de nuestro país con una historia que ya supera los 150 años de vida.
Finalizando 2010 sentimos cierto orgullo por los ciudadanos que se han formado entre nosotros y por los testimonios que dan de nuestro pensamiento y de nuestro modelo. No trabajamos como una corporación, salvo cuando nuestra acción mancomunada es imprescindible para pacificar los espíritus, para restablecer la fraternidad y la convivencia.
En estos momentos estamos abriendo nuevos campos de acción y colaboración.
Hemos avanzado en el encuentro con universidades públicas en las que desarrollamos cátedras de Libre Pensamiento, respaldamos con becas a los estudiantes que obtienen las mejores calificaciones y nos preocupamos por asegurar los mejores planes de estudio en el marco de la enseñanza pública, laica y gratuita. Nuestra meta es el progreso equilibrado y armónico de nuestra sociedad en consonancia con nuestra región, América Latina.
Nos proponemos como integradores a través de la fraternidad masónica y la operatividad que practicamos desde los tiempos de las Logias Lautarinas en Argentina, Chile y Perú, para que el nuestro sea un Continente sin desigualdades, pujante hacia sociedades más evolucionadas.
Ofrecemos el liderazgo de los valores, nuestra discreción y el valor arbitral que la Masonería puede aportar para la solución de los conflictos coyunturales. Somos formadores de consensos por antonomasia y luchamos por el librepensamiento y la libertad absoluta de conciencia.
Todo es y será posible sobre la ejemplaridad de nuestras conductas y para que cada uno sea el obrero feliz de la lucha por las utopías que, aún hoy merecen ser soñadas.

Pero antes de finalizar mis palabras, quiero felicitar a nuestras hermanas de la Masonería Femenina, y a quienes desde otras estructuras nos acompañan en este difícil camino en aras de la virtud y en pos del progreso y la elevación del ser humano.
Entendemos la Masonería como un ideal a alcanzar y el ideal lo encarna tanto el hombre como la mujer.

Señoras y Señores, queridos hermanos, como Gran Maestre de la Masonería Argentina les deseo que el año 2011 sea el mejor de nuestra querida Patria y el mejor también en la vida de cada uno y de sus respectivas familias.
Muchas gracias

Los saludamos fraternalmente

27 de novembre 2010

Teoría del Conocimiento

Proponemos a nuestros lectores este excelente y pedagógico trabajo del M.·. Il.·. H.·. Antonio Onías Neto, M.·. I.·., Gran Inspector del Rito Moderno, Supremo Conselho do Rito Moderno - Brasil

La Filosofía es un propósito del espíritu humano para llegar a una concepción del Universo mediante la auto-reflexión sobre sus funciones valorativas teóricas y prácticas. Es una percepción racional del Universo, es una búsqueda de sus principios y sus causas. Ella visa la moral, el arte, la ciencia, la religión.

Aunque la Religión pretenda el conocimiento total del Universo, su forma de enfoque es bien distinta a la de la Filosofía, aunque la religión pretende este conocimiento por la fe, por la revelación, mientras que la Filosofía lo pretende por la razón.

El estudio filosófico puede ser encarado o dividido por las teorías siguientes:
1) Teoría de la Ciencia - conducta teórica del conocimiento científico.
2) Teoría de los Valores - de la conducta práctica. Los valores éticos, religiosos y estéticos.
3) Teoría de la concepción del Universo.

En lo que nos vamos a interesar es en la Teoría de la Ciencia, que podemos dividir en Formal y Material.

Formal es la Lógica, la corrección formal del pensamiento, la concordancia del consigo mismo, respondería a la pregunta: "¿ES el pensamiento correcto?"
Material es la Teoría del Conocimiento. También llamada Epistemología o Gnoseología. Busca ver la certeza del conocimiento. Responde a la preguntas "¿Existe concordancia del pensamiento con su objeto? ¿Hasta qué punto el Sujeto aprehende el Objeto? ¿ES el pensamiento verdadero?"


La Teoría del Conocimiento sólo aparece de forma autónoma a partir de John Locke, y, podemos decir que llega a su ápice con Kant, con su obra "Crítica de la Razón Pura".

Pero, finalmente, ¿qué es el Conocimiento?

Podemos encararlo por un prisma psicológico, que investiga el proceso psíquico del conocimiento. Si lo observáramos por el método fenomenológico, que estudia el fenómeno del conocimiento, vamos a ver la esencia de ese fenómeno, la relación dual entre el Sujeto cognoscente y el Objeto conocido en sí, y la imagen del Objeto que llega al Sujeto.

Si observáramos el Conocimiento sólo del punto de vista del Sujeto caeremos en el llamado Psicologismo, nos restringimos al fenómeno sólo en cuánto al proceso psicológico.

La imagen del Objeto debe retratar verdaderamente el Objeto. ¿Cual es la concordancia existente entre el Objeto y su imagen? Si nos apegáramos sólo a este prisma tendremos lo que llamaríamos el Logicismo.

Por otro lado se nos restringimos sólo a explicar el fenómeno del conocimiento por el estudio del Objeto, encontrando en él toda la explicación del mismo, caeremos en el Ontologismo, exagerado en la interpretación del ser fuera del Sujeto cognoscente.

Vemos, por lo tanto, que ni la psicología, ni la lógica, ni la ontología explican solos el fenómeno del conocimiento

Éste debe, pues, ser visto por una explicación filosófica; a esta teoría algunos le dieron el nombre de Gnoseología, Epistemología, o aún, Teoría del Conocimiento.

Para hacer su estudio, intentaremos responder a cinco preguntas fundamentales:
1.- ¿Puede el Sujeto aprehender realmente el Objeto? ¿Cual es la posibilidad del Conocimiento?
2.- El hombre siendo un ser intelectual o espiritual y a la vez un ser sensible, de un lado la razón y del otro la experimentación, ¿cual de ellos es la fuente? ¿Cual es el origen del Conocimiento?
3.- Habiendo la relación entre el Sujeto y el Objeto, ¿quien determina la relación, el Sujeto o el Objeto? ¿Cuál es la esencia del conocimiento?
4.- El Sujeto ¿aprehende sólo el Objeto por la razón, por la deducción? ¿La intuición, el conocimiento intuitivo existe? ¿Cuáles son, pues, las formas del Conocimiento?
5.- Y, finalmente, un último problema: ¿hay un Conocimiento verdadero? ¿Como distinguir el Conocimiento falso del verdadero? ¿Cual es el criterio para determinar la separación entre el falso y el verdadero? ¿Cual es el criterio del Conocimiento?

En este trabajo nos restringiremos a discutir la primera pregunta: ¿ES posible el Conocimiento? ¿Existe efectivamente la Posibilidad del Conocimiento? Este tema es importantísimo para las posiciones filosóficas del Rito Moderno, razón por la que nos atendremos a ella.

Varias son las doctrinas existentes.

Veamos primero el DOGMATISMO.

La palabra dogma, en Grecia, comenzó a ser usada como doctrina fijada, como decreto, como opinión acepta.

Actualmente, se emplea el término en el sentido de afirmación sin justificación lógica, fundada en autoridad civil, cultural, científica, militar o religiosa.

El dogmatismo afirma que el Conocimiento es posible, puesto que existe el contacto real entre el Sujeto y el Objeto, y este contacto hace el Conocimiento como exacto, como verdadero. No hay dudas en cuanto la posibilidad del Conocimiento.

La primera posición del hombre, histórica y psicológicamente, es dogmática, es el hombre ingenuo, es el niño. Todo lo que el hombre ve, siente y piensa es verdadero.

El problema estudiado por la Epistemología no existe para el dogmático, y como problema filosófico sólo va a aparecer con los Sofistas.

Como teoría opuesta al dogmatismo tenemos el ESCEPTICISMO, cuando afirma la imposibilidad del Conocimiento, para éste no hay el contacto real entre el Sujeto y el Objeto, el Sujeto no tiene condiciones de aprehender el Objeto.

De este modo, el escéptico defiende que el hombre debe abstenerse de todo el juicio, pues no hay juicio verdadero. Esta posición tiene origen con Pirron de Elis, es el llamado escepticismo radical, general o universal.

Pero el escepticismo absoluto se contradice, pues en el momento en que afirma la imposibilidad del Conocimiento, expresa un juicio, emite un juicio, por tando, dice conocer.

El escepticismo puede ser sin embargo parcial, alcanzando sólo un campo del Conocimiento humano, pudiendo ser ético (cómo el de Montaigne), puede ser teórico, siendo metafísico (como el positivismo de Augusto Comte), religioso (como el agnosticismo de Herbert Spencer), puede ser metódico (como la duda de Descartes).

Es también intitulado de escepticismo académico, la doctrina llamada de probabilismo, predicada por Arcesilao y Carneades, que afirma no ser posible el conocimiento total, verdadero, en cualquier campo del Conocimiento, aunque nunca podemos tener certeza, pero sí que parece ser, que es probable.

Aún, dentro del ámbito del escepticismo, no llegando a sus extremos, están el subjetivismo y el relativismo.

Defiende el subjetivismo, en una posición psicologista, que "el hombre es la medida de todas las cosas". Sólo hay verdades para un sujeto, tanto como individuo como para el sujeto general, el género humano.

Por su parte, afirma el relativismo que nuestro conocimiento sólo es verdadero en relación a nosotros, sólo es posible el Conocimiento dentro de nuestras limitaciones, inclusive las externas, no restringiéndose al psicologismo del subjetivismo. Nuestra posibilidad de conocimiento es relativa a la influencia del medio en que vivimos, del ambiente cultural en que nos encontramos. Un paisaje visto a ojo desnudo o por intermedio de un binóculo son dos verdades diferentes.

El subjetivismo tuvo su primera posición histórica con los Sofistas, y el relativismo como teoría con Pitágoras.

Modernamente vamos a encontrar el relativismo con Osvaldo Spengler.

Una posición moderna de escepticismo la vamos a constatar en el pragmatismo de William James. Para los pragmáticos no es posible haber concordancia entre el sujeto y el objeto, este concepto de verdad es inválido. Sólo es verdadero lo que es útil, lo que es práctico, pues el ser humano es un ser práctico por excelencia, un ser de acción. Sólo es cierto lo que aprovecha a la vida. El pensamiento no existe para conocerse la verdad, y sí para orientar el hombre en su realidad práctica. Efectivamente tal teoría niega la esfera de la lógica, no reconoce la autonomía del pensamiento.

Finalmente, una posición que pretende ser la síntesis entre la tesis dogmática y la antítesis escéptica. Se llama Criticismo.

El Criticismo, de un lado acepta la posibilidad del conocimiento, está convencido de que hay una verdad, por otro lado desconfía de todo conocimiento determinado. Su posición no es dogmática, ni escéptica, pero sí reflexiva y crítica. Estaría entre la temeridad dogmática y la desesperación escéptica.

Esta posición crítica ya la vemos delineada en Platón, en Aristóteles, en los estoicos, más recientemente en Descartes y Leibnitz, más aún en Locke y Hume. Pero aquel que es considerado el verdadero fundador del Criticismo es Emanuel Kant.

El Criticismo es "aquel método de filosofar que consiste en investigar las fuentes de las propias afirmaciones y objeciones, y las razones en que las mismas se basan, método de la esperanza de llegarse la certeza."

Es evidente que cuando se pretende tener una Teoría del Conocimiento, se admite "a priori" la posibilidad de ese conocimiento, por menor que sea. Lo que se pretende cuando se estudia la Teoría del Conocimiento es investigar sus presupuestos, sus condiciones, un examen crítico de los fundamentos del conocimiento humano.

He ahí porqué alcanzando el hombre la edad adulta de la razón no puede aceptar tesis dogmáticas, he ahí porqué el Rito Moderno se afirma como adogmático. Para el Rito Moderno el hombre ya no es el niño de sus inicios históricos, ya no es el hombre primitivo que aceptaba verdades dogmáticas, basadas en el miedo, en la ignorancia, en la autoridad" ex-cathedra".

El hombre es un ser libre para pensar, reflexionar, criticar, como afirma el principio Masónico de la búsqueda incesante de la Verdad.

Artículo publicado en la Edición de marzo/mayo de 1996 , página 9 del Jornal "Egrégora", Año III, nº 12, editado por la ARLS "Miguel Archanjo Tolosa", nº 2131, Grande Oriente do Distrito Federal - GOB

Traducción:
Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

21 de novembre 2010

Tratado de Reconocimiento y Amistad con el Supremo Conselho do Rito Moderno



El pasado 29 de octubre de 2010 E.•. V.•. fue firmado un importante Tratado de Reconocimiento y Amistad entre el Supremo Conselho do Rito Moderno – Brasil y el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España.

El Supremo Conslho do Rito Moderno, único y más antiguo Chef d’Ordre del Rito Moderno o Francés que practica todos sus grados ininterrumpidamente desde su implantación, se convierte así en referente para muchos de nosotros de la puesta en práctica de los principios y valores Universales de nuestro Rito Moderno o Francés y en particular en los practicados en sus Cinco Órdenes de Sabiduría, procurando una verdadera y real Cadena de Unión que nos enlace mediante la puesta en práctica de los principio de Absoluta Libertad de Consciencia, de Laicidad, absteniéndose de toda afirmación dogmática que permitan un desarrollo de la relación fraternal.


Otra muestra de ello es la firma también del Tratado de Reconocimiento y Amistad del Supremo Conselho do Rito Moderno con el Grand Chapitre Général de Belgique, con quien el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España, tiene también una estrecha relación y Tratados Firmados.
Así pues, y como consecuencia lógica de este espíritu abierto y de interacción constructiva, se llevará a cabo en la Ciudad de Barcelona un Congreso Internacional de Supremos Consejos y Grandes Capítulos Generales del Rito Moderno que será organizado por el Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España y auspiciado por el Supremo Conselho do Rito Moderno, pretendiendo ser un foro de reflexión, intercambio y enriquecimiento en el que estén presentes todas aquellas Potencias de Altos Grados del Rito Moderno o Francés que compartan estos valores y su praxis masónica.
En posteriores entradas pormenorizaremos al detalle dicho encuentro al que asistirán Supremos Consejos y Grandes Capítulos Generales Europeos y Americanos, aunando y dejando de manifiesto la perennidad de Tradición y Modernidad latente en nuestro Rito, siempre presente en históricos Orientes como Bélgica y Brasil, así como en otros Valles donde el Rito Moderno o Francés está emergiendo con fuerza y vigor a través de miembros comprometidos y de elevadísima calidad masónica, humana y de implicación social.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

15 de novembre 2010

Jornada de Reflexión y Estudio sobre el Rito Francés o Moderno

Crónica elaborada por el H.·. Víctor Guerra y publicada en Masonería Siglo XXI
Por primera vez en toda la historia de la Iberia masónica (España y Portugal) dos logias como Estrela del Norte nº 533 al Oriente Porto , y Harmonía nº 524 al Oriente de Braga; logias que trabajan bajo los auspicios del Grande Oriente de Lusitano (GOL), y las cuales con sus dos VV.·. MM.:. Antero de Quental y el Hermano Trajano al frente, establecieron en el marco de la Academia V Imperio, al Oriente de Arcos de Valdevez (Viana do Castelo), y en un marco incomparable como fueron las instalaciones de la Quinta de Parada do Vez, un ENCUENTRO Y JORNADA DE ESTUDIO SOBRE EL RITO FRANCES o MODERNO.
Estandartes de las Logias anfitrionas

A esa Jornada que se desarrolló durante toda la jornada del 13 de noviembre, asistimos como invitados para presentar el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau y sus publicaciones, que ya son varias, Joaquim Villalta y el que suscribe.


Con la presencia de unos 60 Hermanos de las logias citadas y de otras de la zona, tanto del GOL, como del GOI/Federación Portuguesa, abría una jornada el Hermano Antero do Quental con el objetivo de la jornada, en el que había la proyección de una película sobre la masonería, para posteriormente pasar a un desarrollo más didáctico sobre los oficios y oficiales de la logia desde la perspectiva del Rito Francés, pero no solo desde un marco teórico, sino con la exposición personal de los Hermanos ejercientes, los cuales exponían sus experiencias , sus logros y problemáticas, incidiendo como bien exponía el Hermano Orador Montesquieu, que con independencia del cargo ejercido, lo ideal era buscar el perfil ideal del hermano en cuestión para ejercer ese puesto, no perdiendo de vista en el caso del Secretario que además de constatar la memoria histórica de la logia, debe ser leído como tal libro de arquitectura como una bella historia de persecución de un ideal.
Tras el debate intenso se dio por concluida la primera parte, que tras un ágape frugal y en medio de una pertinaz lluvia, comenzó la segunda parte donde el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau se enfrentaba al reto de exponer su periplo como grupo de investigación y explicar el amplio abanico de singularidades que tiene un rito fundacional como es el RITO FRANCES o MODERNO.

Tras la intervención del que suscribe como presidente, y autor de la puesta en marcha del Círculo, en cuya exposición se recalcó la pluralidad de tendencias y diversidad de Hermanos que trabajan en el Circulo de Estudios de Rito Francés, con una total independencia en el campo investigativo y personal, y como no, Obediencial, que rige en el espíritu de nacimiento del Círculo, cuya vocación es ser un “ente y marco” de reflexión y estudio fuera de las órbitas obedienciales, bien sean del GODF, del GOI, u otros, ya que hay Hermanos que trabajan en el Circulo que son de otras obediencias, incluso de las calificadas como “Masonería de Tradición”.


Momento de la Intervención en la mesa los integrantes del Circulo y el Hermano Antero de Quental

Tras esta intervención le tocó el turno al Hermano Joaquim Villalta, que expuso las directrices histórica en las que se movió el Rito Francés o Moderno, y sus singularidades, lo que una vez más vino a plasmar de viva voz lo expuesto en los libros que ha editado Masónica.es: Rito Francés (historia, desarrollo y prospectiva) de Víctor Guerra, y En Oro y Azur de Joaquim Villalta.

Su ponencia vino a recalcar la singularidad de un marco de trabajo como es el Rito Francés o Moderno y su obra culmen el Régulateur du Maçon, que el Círculo de Estudios de Rito Francés ha traducido y analizado por primera vez al castellano y que ha sido editada por Masonica.es, hasta ahora se han editado producto del trabajo del Circulo el Ritual de 1º Grado; y el Ritual de Banquetes, aparte de las obras de los ya citados autores y la coordinación de la Revista Cultura Masonica dedicada al RITO FRANCES nº 2
Esta prolija y didáctica exposición vino precedida de un intenso debate que nos llevó a una sesión de casi tres horas en donde se demostró la querencia y el interés por el Rito Francés, y que conllevó a su vez una exposición práctica cobre algunos aspectos y maniobras rituales, lo que nos está indicando la falta de unos memoranduns de trabajo de corte didáctico que nos orienten en el desarrollo de nuestro rito.

Se cerró el acto con la proyección de un video cobre los Republicanos Arcuenses entre los que se encontraba el francmasón Germano Amorin, siéndonos entregado por un descendiente un trabajo sobre dichos Republicanos de Valdevez.



Tras esto el cierre de los trabajos se hizo de forma ritual en nuestro rito, y se nos hizo entrega a los ponentes de la Medalla de la logia, a la vez que entregamos un ejemplar de todas nuestras publicaciones a las logias anfitriones, siendo a su vez entregados a todos los participantes el diploma acreditativo de tal evento.
Dimos así por cerrada la sesión de trabajo, única en la Iberia del siglo XXI, con una fraterno ágape donde el Hermano Trajano dio los fraternales saludas tan característicos como personales.

Para el Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau, y para los Hermanos participantes ha sido todo un reconocimiento a la labor y desarrollo, más allá de nuestras locales fronteras (las mentales y las periféricas) de nuestro intenso trabajo sobre el Rito Francés, el cual está despertando interés fuera de esos marcos, como bien demuestra la invitación de unos Hermanos a los cuales no conocíamos y con los cuales cerramos marcos de colaboración; ese interés se muestra también en las cifras de visitantes de nuestros órganos de expresión la pagina del propio Circulo y los blogs que manejamos que conforman los Anillos del Rito Francés, que contarán también en breve con una Revista en castellano dedicada al RITO FRANCES, y una Logia de Investigación para trabajar y y ahondar sobre los Rituales de los “Modernos”.

De Arcos de Valdevez, no solo trajimos el recuerdo de jóvenes Hermanos que nos recodaban tanto a los nuestros en España, con la diferencia del ansia de conocer y saber más acerca del Rito en que trabajan por encima de peculiaridades y singularidades personales u Obedienciales. Lo que es toda una lección a tener en cuenta, sino que nos trajimos un espíritu de colaboración y de un “saber hacer” Gracias por tanto a las logias y a los Hermanos que allí nos acogieron.

Nota:
Víctor Guerra, M.·. M.·. del Gran Oriente de Francia, miembro del Grand Chapitre Général du Grand Orient de France.
Presidente del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau".

Joaquim Villalta, M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico, miembro del Gran Capítulo General de España - Supremo Consejo del Rito Moderno para España.
Secretario del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau".

10 de novembre 2010

Jornada de Estudios y Conferencia en Braga, Portugal

Organizada por las Logias “Estrella do Norte” y “Harmonía” del Grande Oriente Lusitano se llevará a cabo en la ciudad de Braga, Portugal, una jornada de formación, reflexión y estudios sobre el Rito Francés o Moderno el sábado 13 de Noviembre de 2010.

Dentro de las actividades programadas, los Hermanos Víctor Guerra (Gran Oriente de Francia, Grand Chapitre Général du GODF) y Joaquim Villalta (Grande Oriente Ibérico, Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España) efectuarán una conferencia sobre el “Régulaterur du Maçon” analizando entre otros aspectos los elementos y estructuras simbólicas fundamentales del Rito Francés o Moderno, las evoluciones rituales y concretamente la regulación de 1783/1786-1801.
Las recientes publicaciones de Víctor Guerra “Rito francés: historia, reflexiones y desarrollo y de Joaquim Villalta “En Oro y Azur: reflexiones, estudios y ensayos sobre el Rito Francés o Moderno”, así como los trabajos editados por el Círculo de Estudios del Rito francés Roëttiers de Montaleau” (únicas obras en lengua española consagradas al análisis e investigación de este Rito) servirán de base histórica, conceptual y filosófica desde donde se pretenderá proyectar la vigencia, esencia y perennidad de los valores del Rito Moderno, Rito Francés o Rito de Fundación, donde Tradición y Modernidad se conjugan acorde a los principios humanísticos y universales de la Orden y que hacen que este Rito experimente una gran aceptación y creciente expansión como vehículo ritual en cada vez más Logias del mundo.

Excelente iniciativa, por tanto, la de estas jornadas, a cuyo transcurso y contenido pormenorizado dedicaremos una más amplia entrada en este espacio.

Joaquim Villalta
M.•. M.•. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España – Supremo Consejo del Rito Moderno para España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

31 d’octubre 2010

La Federación Europea de Francmasones

¿Qué es la Federación Europea de Francmasones?

La construcción europea es la más grande aventura política, económica, social y cultural de nuestra época en la que nos es posible participar. Esta construcción tiene como meta principal detener la violencia que durante siglos ha dividido a los europeos. Pero la evolución de Europa no se construye sin obstáculos. La reunificación de un gran número de países del Este y del Oeste está dando lugar a tensiones económicas y sociales, a la vez que dentro de nuestra sociedad asistimos a la formación de corrientes integristas, cuyos valores son diametralmente opuestos a nuestros valores masónicos. Durante demasiado tiempo la masonería ha estado ausente tanto del proceso europeo como de la evolución de la sociedad europea. No debe quedarse por más tiempo fuera de su construcción; debe reflexionar sobre cómo conseguir que “vivamos todos juntos”. En una Ciudad y en una Europa en plena evolución, una masonería activa no reposa sobre sus laureles ni se refugia en su pasado. Así pues, es más que nunca necesario que la masonería defina su actitud ante situaciones diversas. Hoy, la masonería europea debe tener el valor de volver a identificar sus verdaderos valores y de promoverlos fuera del Templo. En una palabra, debe tomar de nuevo la iniciativa de convertirse en una masonería de reflexión y de acción y, si es necesario, en una masonería de combate. Con este espíritu unos cuantos masones fundaron hace ya tres años la Federación Europea de la Francmasonería (FEFM). Esta federación ha nacido basada en el deseo de un gran número de hermanos y hermanas de participar activamente, en este comienzo del siglo XXI, en los debates de nuestra sociedad. La FEFM se dirige al masón íntegro, en su calidad de masón, fuera de cualquier grado, obediencia, orden o jurisdicción.
Se compone de hermanos y hermanas de obediencias que operan en Europa. Para asociarse a la FEFM basta con afiliarse individualmente, con independencia de la pertenencia a su logia u obediencia. La FEFM tiene como objetivo el promover el diálogo intra masónico. Igualmente su meta consiste en reunir a hermanos y hermanas dentro de una red europea, con el fin de que su voz colectiva pese no sólo en los debates relacionados con la sociedad en general, sino muy particularmente a nivel del diálogo con las instituciones europeas.

Sus actividades consisten en un conjunto de iniciativas en línea con los objetivos de la Declaración de principios, entre los cuales citaremos la organización de un encuentro anual, coloquios, seminarios, creación de un foro de discusión en Internet y difusión de un boletín informativo. La masonería europea se fracciona en base a su nacionalidad, y dentro de cada nación en diferentes órdenes, obediencias y jurisdicciones. Todas estas agrupaciones masónicas no tienen una verdadera estrategia coordinada y menos aún la tienen a nivel nacional, europeo o mundial. Evidentemente, la masonería es Universal. ¿Pero no es esta afirmación una manera simbólica de hablar, y no una realidad?
El CLIPSAS o el EME que reúnen a diferentes obediencias, son tentativas de coalición, pero sólo agrupan una parte de la masonería europea y universal. En realidad, sus objetivos no son en absoluto los mismos que los de la FEFM/AEPL.

Sin cuestionar los principios fundamentales de nuestras diferentes obediencias y representando a los hermanos y hermanas en sus identidades y tradiciones, la FEFM parte del principio de que para conseguir una mejor interacción entre la francmasonería y el mundo profano es necesario crear un espacio de libertad de expresión fuera de rituales y obediencias. Unidos por una metodología masónica y un ideal comunes, invitamos a los francmasones a divulgar sus inconfundibles valores de progreso y de emancipación, fruto del Siglo de la Ilustración. Con el propósito de trasladar el ideal masónico hacia el exterior, la FEFM ha creado un instrumento específico que actúe como su voz externa profana. Se trata de la Asociación Europea del pensamiento Libre (AEPL). A diferencia de la FEFM, que es una asociación de hecho que garantiza el anonimato de sus miembros, la AEPL es una entidad dentro del derecho belga (en la que solamente se publica en el Monitor belga el nombre de los miembros del consejo de administración), con sede social en Bruselas, debido a su proximidad con las instituciones europeas.
La AEPL tiene por misión la representación de la FEFM en el mundo profano. Ya han sido creadas secciones nacionales de la FEFM y otras están en vías de creación en cada uno de los países miembros de la Unión.
Los trabajos de la FEFM se efectúan en francés e inglés, pero llegado el caso, las secciones nacionales pueden utilizar la lengua del país en mensajes e informaciones. Puesto que las instituciones europeas están teniendo cada vez más influencia en la evolución de la sociedad, es deber de la francmasonería estar presente en este debate trascendental del futuro.
La FEFM cuenta actuar conjuntamente con las instituciones europeas y participar, entre otros temas, en el diálogo previsto en el Tratado de Lisboa, con la misma legitimidad que lo hacen las Iglesias y las asociaciones filosóficas. Además, la FEFM insiste en la importancia de formar una sociedad en la que la comunicación entre las diferentes culturas se base en el reconocimiento y el respeto mutuo, según los principios interculturales.
Basándose en la certeza de que la francmasonería es germen inestimable de competencias, la FEFM espera concienciar a los masones y despertar una sinergia entre los diferentes talentos que se encuentran en el seno de la francmasonería europea, con el fin de transmitir el mensaje masónico de manera eficaz y operativa. La difusión de nuestros valores dentro de la sociedad civil y más concretamente dentro del ámbito juvenil, podría concretizarse en una contribución activa de los miembros de la FEFM en el campo de la expresión cultural y artística, por medio de libros, bocetos, dibujos animados, películas, música, obras de teatro, pinturas, esculturas, etc. Todas las actividades de la FEFM se harán según el método masónico (sin ritual) de escuchar y aceptar al prójimo, garantizando así la expresión de un pensamiento libre, exento de prejuicios, con el fin de favorecer el diálogo dentro del ámbito de valores que no son propios. Los masones europeos podrán así dar testimonio de sus valores, de sus experiencias y de sus proyectos, según la deontología masónica.

Esta iniciativa tiene como vocación primera el promover y defender los valores de libertad, igualdad y fraternidad en un espíritu de libertad de conciencia y de tolerancia. No hay transmisión de la Luz sin la preparación del futuro para que la reciba.

Inscripciones en
http://www.aepl.eu
La cotización anual es de 15 euros.

La crónica de la reciente presentación en Barcelona puede leerse en el Blog El Masón Aprendiz

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

22 d’octubre 2010

Reflexiones desde Marte o la falsa relatividad ritual

Me van a disculpar los lectores a quienes agradezco de corazón su seguimiento, que esta entrada se desvíe un poco de la línea de trabajo que habitualmente intento plasmar en este espacio. Pero dado que en otros sería censurado sin duda alguna, me voy a permitir esta licencia y apelando a su paciencia y comprensión. De vez en cuando la reflexión crítica construye, y hay ocasiones que lo merecen.

Afortunadamente en la actualidad disponemos de abundante material de reflexión, análisis, históricos y pedagógicos, así como de traducciones de originales franceses y del portugués en lengua española. Es lo suficientemente amplio como para que ya no nos quieran vender duros a cuatro pesetas, y que aquellos/as que lo deseen, como lo marca la propia cualidad masónica, conozcan la verdad de nuestro origen Ritual, su evolución y su proyección de valores, lejos de las acomodadas fórmulas de transmisión deforme que por desgracia se suceden por doquier.
Podría hacer referencias a artículos publicados en este mismo Blog, u otros autores fundamentales (Mollier, Dachez, Noël, Guerra, etc.) que clarifican las especificidades de nuestro Rito Frances o Rito Moderno, manifestando precisamente la grandeza de la libertad formal ritual pero siempre contenida en unas estructuras simbólicas fundamentales que tantos portaestandartes del rito siguen ignorando por desidia, cual contra-fuerza utilizando para ello plataformas Blogueras e internáuticas, y lo que es peor, arremetiendo a las labores constructivas con el argumento de la riqueza aportada entre la “interacción” de Ritos. Pero no lo hago, porque en Marte no se lee lo que no gusta escuchar.

Estos que mantienen el argumento por el cual el Rito es solo un vehículo de desarrollo o crecimiento, utilizan el calificativo “talibán” para todo aquel que les aparta de sus cortas perspectivas endogámicas, monotemáticas, donde para el caso, mejor valdría simplemente abrir y cerrar los Trabajos a golpe de mallete, porque su fundamento teórico o es inexistente o es simplemente, parcial. De hecho no sería novedad en la historia semejante modus operandi y que costó la extinción en Europa (sí, extinción) de todo lo construido en 1784 (espero que en Marte me sigan el hilo): basta un golpe para dar el pistoletazo de salida a los pavorrealismos profanos y transportarlos a la logia con afán de intentar brillar dentro a costa de lo que se conoce fuera, revestido, claro está, de una Cósmica Unidad disfrazada de filosofismo de tercera división.

El caso es que esa falsedad de vaciado simbólico que se le presuponía al RF indujo a la búsqueda de su renacimiento en Europa (que no en América puesto que ahí siempre se mantuvo desde su llegada) utilizando mecanismos diversos.
Todos respetables, sin duda, pero a elección del consumidor que, en su despertar seleccionó una vuelta a los orígenes, o reconstruyó un procedimiento formal y ritual basado en éste con algunas incorporaciones importadas de corte escocista.
Eso no es malo (ni bueno), pero hay que contar la historia completa y las verdades enteras. Sin duda, y por citar un ejemplo, en la versión Restablecido, se funden dos ternarios simbólicos que no suponen sorpresa alguna ya que el Rito Escocés Filosófico lo había hecho en su práctica ritual con disposición invertida, aunque al igual que éste, tiene claro el famoso ternario base de Tres Grandes Luces: Sol, Luna y Maestro de la Logia. Que lo cuenten en Marte también.

Personalmente prefiero el ternario Isósceles original, dispuesto así en el cuadrilongo, ya que despliega una lectura simbólica que concatena perfectamente con el quinario “Estrella” que puede desarrollarse del mismo a posteriori. Aunque claro, tal vez un debate simbólico al respecto no interesa. Había olvidado que en Marte eso es “pecata minuta” y puede despreciarse, por tanto. Aquí venimos a ser “Hermanos” y a filosofar: no importa, ya que eso es para los fundamentalistas.
Estos grandes masones de la unidad pueden simplemente, leer las introducciones de sus propios rituales de referencia y de los “Restablecidos” (leer todo el Corpus Ritual histórico de los Modernos sería pedirles demasiado). Ese pequeñísimo esfuerzo les bastaría para ponerse en situación y no cometer errores que incitan al desconcierto de los pobrecitos recién iniciados que les arengan dos máximas. Así no es de extrañar que “hay lo que hay”. Pero todo muta, y en este caso, solamente puede ser a mejor.

Es gracias a esos tildados fundamentalistas “talibanes” que un servidor conoce lo poco o mucho que sabe sobre el RF, y volví de Marte y de la Atlántida.
Pero no, por favor, curadores del pensamiento único: no busquen guerras rituales donde no las hay aunque entiendo que esa postura sea la más sencilla para esas pedazo de mentes pre-claras que lanzan misiles, eso sí, fraternalmente. Deben darse cuenta que es desde el respeto y la práctica de las múltiples manifestaciones de los Ritos, donde uno aprende a amar y conocer el suyo, y de ahí, proviene la posterior libertad de elección.
No quieran acallar voces intentando provocar descrédito sobre algunos que están a años luz en muchos sentidos. Eso está ya muy visto y estratégicamente, abocado al fracaso. No olviden que los Aprendices son aprendices, pero no ignorantes. Y piensan y todo. Y buscan e indagan. Aunque claro, igual esos Viajes se hacen difíciles por el tema de los reconocimientos “fetén”, vaya a ser que se les escape de las manos y caigan en desgracia en su estructura.
“Adhuc Stat”: perdón, eso es RER. Pero sirve para el caso, ¿verdad?

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

15 d’octubre 2010

Nuevo Libro sobre el Rito Francés o Rito Moderno

Ficha técnica:
Autor: Joaquim Villalta
Título: En Oro y Azur. Reflexiones, estudios y ensayos sobre el Rito Francés
Editorial: masonica.es
Colección: Serie Roja
1ª edición, 2010
ISBN: 978-84-92984-25-1
Edición Impresa y Edición digital en PDF
Páginas: 260
Tamaño: 210 x 140 mm

DESCRIPCIÓN

Un libro erudito y documentado sobre la tradición masónica centrado en el Rito Francés o Moderno, tan mal conocido y casi olvidado durante décadas. Los estudios, análisis y recopilaciones de Joaquim Villalta aportan una luz nueva mediante las investigaciones vertidas sobre un rito que se distingue por su sencillez, filosofía, progresividad y linealidad. Restablece unas verdades documentadas sobre la primacía histórica del Rito Francés y sus relaciones turbulentas con otros ritos; sobre todo aclarándonos sus estructuras simbólicas fundamentales y las bases de aquellos valores propios del masón que son la fraternidad, el altruismo y la libertad intelectual, condición sine qua non para evitar la influencia de los despotismos y dogmas.

ÍNDICE

Prefacio, 15
Introducción, 19
El Rito Francés: ese gran desconocido, 23
Rito Francés y Rito Escocés Filosófico: consideraciones, 39
La disputa entre “Antiguos” y “Modernos”, 51
Pinceladas sobre el Rito Moderno, 61
Exposición sobre el Rito Francés. Por Roger Dachez, 89
La universalidad de las Constituciones de 1723 de la Gran Logia de Londres, 97
Respuestas a los contrasentidos históricos, 113
Sobre los Órdenes y Altos Grados, 129
El Grand Orient de Belgique, “Chef d’Ordre” del Rito Moderno, Rito Francés o Rito de Fundación, 153
El Gran Maestro marqués de Gages y las relaciones masónicas galo-belgas en el siglo XVIII, 163
El Rito Moderno y los Órdenes de Sabiduría en Portugal y Brasil, 179
El Rito Moderno, Rito histórico oficial del Grande Oriente de Brasil, 187
La Recepción del Maestro de la Logia, 193
Ceremonia de Instalación del Venerable Maestro, 199
Entrevista a un Francmasón, 209
La práctica de la Masonería como método iniciático, 217
Consideraciones sobre Cuadros de Logia de Tercer Grado, 225
El Rito como vehículo de propiedad Universal, 239
Epílogo, 251

http://masonica.es/en-oro-y-azur-p-151.html
http://masonica.es/en-oro-y-azur-edicion-digital-p-149.html
http://www.masonica.es/

01 d’octubre 2010

Los Grados 8 y 9: ¿tienen fundamento?

En este espacio hemos, creo, ampliamente abordado el tema de la génesis, distribución y reordenación de los Altos Grados de gran proliferación en el XVIII, bajo la estructura creada por el Gran Capítulo General de Francia del 1784 en la ocurrente distribución por familias conocidas con el término de Órdenes.
Hemos valorado asimismo desde diversos planos filosóficos e iniciáticos, la idoneidad de los mismos, controvertidos cuanto menos, así como escuchado voces reflexivas e incluso irónicas y ácidas, como las de Bésuchet , en esa vorágine de multiplicación de grados, la mayoría impracticables.

Nuestras investigaciones nos han hecho entender como ciertamente el Phylum iniciático del Rito Moderno finalizaba sin duda en el Rosacruz, un Cuarto Orden terminal siendo durante mucho tiempo el Nec Plus Ultra Masónico hasta el desembarco de la nueva estructuración propuesta por el REAA, que imponía su influencia en los altos grados con la habilidad de generar un paralelismo del R+ con su 18º, estrategia inteligente que hundía a la cumbre Moderna provocando la excitación de aquellos cuya posible ansia por las decoraciones y títulos impulsaba, cual resorte, a la búsqueda del más allá.
Así pues, el sistema del Gran Capítulo General, por más Quinto Orden universal definido en los RRGG del 1784 y codificado por el Metropolitano en el listado de 1801, no dejaba de ser un intangible para muchos, con la cual cosa, ya de facto, en el 1858 el ritual Murat se basaba sobre una progresión de siete grados en los que los tres primeros pertenecían al Rito Francés, y el resto, el Rosacruz 18º, Caballero Kaddosch 30º, Príncipe del Real Secreto 32º y Gran Inspector General 33º eran grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Resulta, pues difícil creer que esto fue fruto del simple azar. El sistema de los Órdenes de Sabiduría quedaba tocado de muerte.
En Holanda, tras la fundación en 1803 de la Orden de los Altos Grados tras la ocupación francesa, y muy potenciado en la actualidad su vigor y fuerza vía su nueva y remodelada web, se nos presenta ante el público una ininterrumpida práctica de más de 200 años del sistema de siete grados que supuestamente habría bebido su legitimidad de dicho contacto galo. Dejaremos para otra ocasión si esa legitimidad secuencial fue filial o realizada por analogía, pero lo que es indudablemente cierto, es que la práctica de todos los Órdenes no fue ininterrumpida, dado que, en realidad, no se conferían de la forma regularmente establecida. Me explico:

El Rito planteado tras el magisterio con los Grados de Elegido, Escocés, Caballero de Oriente y Soberano Príncipe Rosacruz mutó en su forma de ser conferido, dado que debido al carácter explícitamente cristiano del último grado se decidió prohibir conferirlo salvo por comunicación, confiriendo ritualmente sólo los tres anteriores. Esta prohibición duró tres años, hasta 1806, donde se dejó a criterio de los Capítulos la elección del método de concesión.
Sin embargo, en los siguientes 50 años, el sentir al respecto se revirtió radicalmente, decidiéndose en 1854 que desde esa fecha, el Grado de Rosacruz debería ser conferido ritualmente, mientras que los “Grados Intermedios” se harían por comunicación. Increíble, pero cierto: el tema se revertió cual calcetín.

Así pues, este sistema en Siete Grados con sus respectivas Órdenes de Sabiduría solamente se practicó ininterrumpidamente de forma Regular y legítima desde 1822 en Brasil.
Pero una vez pasado el tiempo, asentados los sistemas rituales, estratégicamente ubicados los sistemas relacionales entre Potencias Masónicas de Altos Grados, había que velar por llevar al Rito Moderno o Francés al lugar que siempre le correspondió, y este, jamás era estar en inferioridad de escalafón a ningún otro, dígase lo que se quiera sobre el phylum iniciático, el lanzar la mirada hacia todos los grados físicos y metafísicos de todos los sistemas. Eso ya era obvio de por sí, pero había que ir concretando.
Las soluciones para la activación, reactivación o desarrollo de este Vº Orden podían ser muchas y variadas (algunas más acertadas que otras), pero era menester encontrar en función de la incontestable legitimidad de la Potencia correspondiente, en este caso el Supremo Consejo del Rito Moderno, de Brasil, Chef d’Ordre Universal en cuanto a su práctica ininterrumpida e incluso única en un tiempo, buscar un método racional, lógico, con un mensaje coherente al espíritu del Rito Moderno y de un contenido incontestable.

Así pues pasaremos a exponer la distribución en 9 Grados (una distribución que comparto en lo personal por su coherencia y brillantez ritual, dicho sea de paso), ubicados el 8º y el 9º en el Vº Orden, expuesto mediante el análisis y argumentación dada por el M.•. Il.•. H.•. Antonio Onías Neto, Soberano Gran Inspector General Honorario del Supremo Consejo del Rito Moderno, con sede en Brasil:

Algunos Hermanos afirman que no existe fundamento histórico o institucional para la institucionalización de los Grados 8 y 9 para el Rito Moderno.
Veamos primero si históricamente existieron los grados citados anteriormente.
Respecto a este asunto, la publicación francesa “Le Rite Français Moderne - I. M. R. E. T. 1986” afirma en su página 36:

“Voici quelques extraits des “STATUS ET REGLEMENTS GÉNÉRAL DE FRANCE”, datés de 19 Mars 1784:
“Art. 28 - Toutes les formules différentes et multipliées seront classées et rangées suivant le grande dont elles dépendent. Chaque Grade ainsi classé será connu sous la dénomination d’Ordre.”
“Art. 29 - Le Grand Chapitre Général renfermera toutes les connaissances em cinq Ordres.........(siguiendo la explicación de cada Orden correspondiendo a los Grados Del 4 al 7 siendo este último El Caballero Rosacruz) ......”
“Le Cinquième Ordre comprendra tous les grades physiques et méta-physiques et tous les systémes, particulièrement ceux adoptés par des associations maçonniques em vigueur”.

Este Quinto Orden además de constituir una Academia o Conservatorio de diferentes grados y rituales al uso, siguiendo sus Reglamentos, se nos aparece, como lo afirma la obra referenciada, un Grado administrativo a comparar con los "Grados Blancos" del REAA.
Históricamente, además, encontramos em las páginas 56/57 del “Tuileur général de la francmaçonnerie, J. M. Ragon, Paris, Collignon , de 1861”:
“Rite Français:
“Kadosch, parfait initié - Grade philosophique, 5e. et dernier degré du Rite Français, dit aussi GRANDE ÉLU, CHEVALIER DE L’AIGLE BLANC ET NOIR - remplaçant le 30e. degré templier du Rite Écossais.” La obra prosigue con El Cuadro, El Cubridor del Grado, la descripción de lãs Cámaras, etc.
Semejante referencia Bibliográfica en la práctica de un Grado 8º dentro del Rito Moderno la vemos en Enciclopedia Masónica de la Editorial Kier, de México, en la página 808:
En la parte superior de la página: “RITO FRANCÉS O MODERNO” y después, en la inferior:
“8º Y ÚLTIMO DEL RITO FRANCES”
”KADOSH PERFECTO INICIADO”
“GRADO FILOSÓFICO”, siguiendo con los datos sobre el grado y su Cubridor.
“Vemos que el Supremo Conselho do Rito Moderno, aún pudiendo hacerlo legítimamente, no invento cosa alguna, basándose en usos debidamente documentados en la historia y práctica de nuestro Rito.
Tan solo se modificó el término Kadosh (sin c) para Kadosh-Filosófico - Caballero del Águila Blanca y Negra- Inspectores del Rito - para el Grado 8, asentados en los Grandes Consejos Estatales.
Por último, considerando la necesidad administrativa del Poder Central en la federación, se instituyó el Grado 9 Caballero de la Sabiduría- Gran Inspector del Rito del que hay indicios que hubo un tiempo en el que en Portugal llegó a funcionar, para los Grandes Inspectores del Rito, agrupados en el Supremo Conselho do Rito Moderno, que tiene carácter nacional.


Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

29 de setembre 2010

Incorporación de la R.•. L.•. Vía Hermética al Grande Oriente Ibérico

Me llena de gozo y satisfacción comunicar que la Comisión Permanente del Grande Oriente Ibérico reunida el día de 25 de Septiembre de 2010 de la E.•. V.•. ha dado positiva respuesta a la solicitud de integrar la Respetable Logia Vía Hermética al Or.•. de Ciudad de México en el seno de dicha Obediencia, siéndole otorgada Carta Patente para la práctica Regular del Rito Francés o Moderno bajo el número 15 del Registro del Grande Oriente Ibérico.

Quiero manifestar mis sinceras felicitaciones y mejores deseos de futuro a los HH/as.•. de este Taller por esta feliz incorporación, muy especialmente a su Muy Venerable Rosa María González y a su Prim.•. Vig.•. Rodrigo Álvarez, con quienes compartimos también proyectos de estudio e investigación masónicos.

La R.•. L.•. Vía Hermética Nº 15 al Or.•. de Ciudad de México es la Primera Logia americana que trabaja en lengua española la versión ritual original del Régulateur du Maçon 1783/1786/1801 del Rito Francés o Moderno, y la segunda logia del Grande Oriente Ibérico, junto con la R.•. L.•. La Fayette, en la práctica del Rito de los Modernos en este oriente mexicano.

Su web se está diseñando en

http://via-hermetica-n-15.blogspot.com

Recibid V.•. M.•. Rosa María, QQ.•. HH/nas.•. todas y todos, mi más sincero T.•. A.•. F.•.

Joaquim Villalta
M.·. M.·. del Grande Oriente Ibérico
Miembro del Gran Capítulo General de España
Miembro del Círculo de Estudios del Rito Francés "Roëttiers de Montaleau"

23 de setembre 2010

Las Columnas del Templo: en defensa de una tesis

Por Antonio Onías Neto,
Soberano Gran Inspector General Honorario del Supremo Conselho do Rito Moderno, Brasil.

Presentamos una breve e interesante reflexión simbólico-práctica propuesta por el M.•. Il.•. H.•. Antonio Onías Neto, todo un referente en el Rito Francés o Moderno, estudioso del simbolismo masónico, muy especialmente del explicitado en los rituales de la familia de los Modernos. No en vano ha estado al frente de diversas comisiones de Orientación Ritualística para los grados azules practicados en el Grande Oriente del Brasil así como en los correspondientes para los Órdenes de Sabiduría o Grados Filosóficos del Rito Moderno o Francés del Supremo Conselho do Rito Moderno, Potencia Filosófica Chef d’Ordre Universal del Rito Moderno o Francés. Esta primera entrega es una de las joyas con las que nos ha honrado ofreciéndonos como aportación y colaboración para este espacio dedicado fundamentalmente a nuestro amado Rito. Desde aquí vaya mi más sincero reconocimiento y gratitud para el Hermano Antonio Onías Neto en particular, y al Supremo Conselho do Rito Moderno por su siempre fraternal disposición.

No hay duda alguna que en los inicios de la Masonería Operativa no había Templos Masónicos de la forma en que hoy los entendemos. Los templos construidos por los obreros fueron las grandes catedrales de la Edad Media en delante. Los constructores se reunían en las canteras, y en lugares que recibieron posteriormente el nombre de Logia.

En el inicio de la Masonería Especulativa los Masones ya no eran solamente los constructores de edificios e iglesias, sino también los Masones Aceptados, generalmente oriundos de posiciones filosóficas y religiosas diversas, y que no se reunían en templos determinados, sino generalmente en tabernas. Pero cuando resolvieron reunirse en un local determinado, cuando intentaron construir un Templo, intuyeron y dedujeron que debería tener un simbolismo especial, pues debería el mismo tener un simbolismo que aportara también el simbolismo del Templo moral y social. ¿Pero, qué Templo podría ser el escogido para este simbolismo? Obviamente, considerando su formación judeocristiana (de la mayoría), ningún otro serviría mejor que el templo mandado construir por Salomón. Este Templo simbolizaría todo el Universo, por cuya perfección lucharía el Masón. Quedó definitivamente instituido entonces, que el Templo Masónico sería una réplica del Templo de Salomón. Esta tesis es la abrazada por todos los mejores autores Masones. Ahora bien, si el Templo es réplica del Templo de Salomón, las columnas que quedan ubicadas en su entrada deben ser aquellas descritas en la Biblia. Sin embargo, encontramos hoy en casi todas las Logias Masónicas la aberración de ver colocadas en su entrada columnas corintias o similares, que no existían a la época de la construcción del Templo de Salomón.

Con todo, reconocemos que el diseño de las legítimas columnas del Templo exigiría un fino artesano, una difícil artesanía, que encarecería sobremanera su confección, y sería de casi inaccesible construcción. He ahí la razón porque, tal vez colocándonos entre los "inventores" de la Masonería, tenemos la veleidad de presentar el dibujo adjunto, en que simplificamos los capiteles descritos en la Biblia, continuando, sin embargo, con su simbología, y las bases serían dos conjuntos de lotus. Veamos los capiteles: en la hilera superior, siete azucenas abiertas; en la segunda, siete hileras de cadenas; en la tercera, siete granadas, en sustitución a las dos hileras de doscientas; y finalmente, en la cuarta hilera, siete lirios, sustituyendo las tres hileras de diversos tipos de lirios; así, en un dibujo y en una confección simplificados satisfaríamos los capiteles de las columnas bíblicas y preservaríamos su simbolismo. Cuanto a la base, no descrita, colocaríamos los lotus, comunes en las columnas egipcias, conforme eran construidas en la época. En la parte de arriba de los capiteles, evidentemente, colocamos los orbes terrestre (sobre la columna a la izquierda de la entrada del templo) y celeste (sobre la columna a la derecha de la entrada del Templo). Finalmente, en cuanto a las letras (J y B), para evitar la controversia de los Ritos, y además, porque muchas veces los Templos son usados por Logias de Ritos diferentes, sería abolida su fijación, quedando evidentemente, su simbología.

Recordemos, aboliríamos la colocación definitiva de las letras, no su significado, lo que sería anti-Masónico, y conforme el Rito practicado en los trabajos, estas serían sobrepuestas.
La tesis ahí está (ver a modo de ejemplo el Logo de la Aug.•. y R.•. L.•. Primero de Maio al Or.•. de São Paulo). Sabemos que muchas críticas, probablemente, aparecerán, pero fue la única forma que encontramos para resolver prácticamente el error que es cometido por las Logias, colocando columnas corintias, porque resultan más prácticas que las descritas en la Biblia. La palabra pasa a los Maestros.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

19 de setembre 2010

Consideraciones sobre cuadros de Logia de Tercer Grado (III)

Prosigamos con diversas consideraciones herméticas y alquímicas a propósito de elementos rituales expresados en distintos cuadros de Logia de Tercer Grado que, si bien reitero mi particular oposición en cuanto a su primigenia génesis, creo interesante conocer al menos algunas de sus lecturas e interpretaciones que, a pesar de su mayor o menor lejanía en la certitud histórica, bien merecen una reflexión como soportes de meditación cumpliendo a tal efecto dicha labor simbólica, como elementos vivos, mutables (por qué no) y en permanente examen, aunque con frecuencia sus conclusiones o lecturas haya que filtrarlas para evitar excesos (de los que se ha hecho uso y abuso) y extraer alguna que otra luz de la que empaparnos, eso si, cum grano salis.

Los seis cráneos

Las dos tibias cruzadas bajo un cráneo son el símbolo de la victoria sobre la muerte, siendo el cráneo un jeroglífico de la putrefacción alquímica que, en unión con esta cruz, nos indica que por esta corrupción, la del antiguo hombre renacerá el nuevo hombre.
En la tumba, reencontramos en algunas representaciones seis cráneos, dado que antes de ser resucitado, nuestro padre Hiram era una creación incompleta, como la de los seis días del Génesis. Tras ese senario, hace falta un séptimo día, en que Hiram resucita de su tumba, se incorpora, y permite que el templo sea reconstruido.
Si bien esa precisión en cuanto al número de días es inconcreta en las instrucciones continentales de grado en lo relativo a la Leyenda (que no en los quince que aparece en el Prichard de 1730), es obvio por otra parte que el número característico de la maestría es el siete, que de entre otras más arduas y complejas argumentaciones simbólicas y numerológicas, se desprende aquella que nos propone que la verdadera creación se hace en los siete días descritos en el libro del Génesis. Así, por ejemplo, según el Regulador del masón, el Maestro tiene «siete años y más" porque el Templo se edificó «en siete años y más» como tiempo empleado por Salomón.

La rama de Acacia

Acacia es una palabra de origen griego que significa “inocencia”, “bondad”, literalmente “sin mal”, de a privativa y Kakos. El tabernáculo fue hecho de esta madera de acacia.
La rama de acacia permite a los nueve maestros descubrir el lugar donde se encuentra la tumba de Hiram.
Es muy curioso ver como aparece también cambiado ese número en novenario del quince original al igual que sucediera en el quinceavo día del encuentro del cuerpo. Ese cambio implica un grave error en la posterior lectura e interpretación simbólica asociada en la génesis de la Leyenda de inicio, vinculada a la alegoría del entorno cercano de Jesús en cuanto a su discipulado y entorno femenino vinculado a su figura, error que va más allá de la pura lectura simplista o religiosa puesto que difumina en gran medida ese arquetipo divino del hombre que es Hiram, y por tanto, el mismo Jesús de Nazareth en cuanto a ideal de perfección, y por tanto el Dios/concepto de lo bello, bueno y justo en potencia y presto a manifestarse. Esta interesante e imprescindible lectura debe hacerse más allá de todo prejuicio o posicionamiento doctrinal, y su obviedad a la ligera me parece inapropiada.
Volviendo al "errático novenario", la acacia es la primera cosa que dichos "buscadores" aprecian en estos misterios y es la razón por la cual, en el grado de aprendiz del Ritual de la masonería egipcia, se dice que la acacia es "la primera materia". También, en el grado de compañero nos aparece escrito:
La acacia que se nombra asociada al grado de maestro de la masonería ordinaria no es otra cosa que esta materia preciosa.
Conocer la primera materia de la obra hermética es acceder a la tumba donde duerme nuestro mismo padre Hiram, siendo él mismo la primera materia de la obra, que deberá convertirse en la materia de los filósofos y la piedra filosofal.
Véase pues en esta lectura, un giro que va más allá, en una clara alusión a la acción de transmutación post- teofágica, cuasi mágica y mística capaz de transformar per se. Permítaseme discrepar de la ilusa pretensión de contemplar una acción supra-humana que ipso facto regenere sin esfuerzo, dolor o perseverancia sin atender a razonar que, además del psicodrama vivencial (una pequeña puesta a nuestro gran interior) esta propuesta de Hiram (Cristo u Osiris) resucitado y realizado no es más que una directriz de actitudes, valores y normas que pautan todo un código ético de largo recorrido.

Una gran parte de la literatura doctrinal masónica también afirma que la rama de acacia se identifica con la rama dorada de la Eneida (VI, 136 y sig.):

Se considera que el sexto canto de la Eneida es una descripción de los misterios. Así, la rama de oro, correspondería a la acacia de los masones.
Es la rama que le permite al héroe Eneas descender a los infiernos herméticos donde su padre Anquises “revelará la edad de oro”. También en masonería, el padre en la tumba es Hiram Abi, "mi padre Hiram"; la rama de acacia es así el jeroglífico de su primer estado o la primera materia alquímica. Para resucitarlo, hay que descender en nuestra propia tumba, pero esto no se hace sin guía: la Sibila guía a Eneas, a semejanza del «Hermano Terrible» que guía al candidato a la maestría.
Es por ello que algunos diccionarios masónicos expresan que aquel que conoce la acacia puede decir:
“Estuve en la tumba, salí de ahí levantándome de entre los muertos y siendo regenerado, tengo derecho a la vida eterna.”

No deja de ser una lectura interesante y sofisticada del “poder” plasmado en lo que supuso ese paralelismo, o mejor, substitución simbólico-vegetal de la original Teofanía de la Zarza Ardiente vivida por Moisés en donde el insignificante arbusto, símbolo otrora de humildad, aparecía contenedor de la propia divinidad y magnificencia en un fuego permanente, como el Cristo, el Ungido, en el interior del ser humano, mostrándonos de pleno ese simbolismo de luz, energía y pureza cuasi perenne en todas las tradiciones culturales y que tan hábilmente fue incorporado en el Corpus ritual del arte de memoria masónico, capaz de sobrevivir, mutar y ser transmitido en todo tipo de corrientes espiritulistas o filosóficas, con independencia de su hábitat religioso, ya fuera entre las distintas corrientes del momento o en medio de la convivencia con diferentes escuelas gnósticas u otras variadas órdenes esotéricas y herméticas, como la Rosacruz a partir del XVII.
Un mensaje apto y moldeable para todos los públicos y gustos, ya fueran deístas, unitarios, trinitarios, ateos u otros.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

11 de setembre 2010

Consideraciones sobre cuadros de Logia de Tercer Grado (II)

Antes de proceder a un análisis muy acertado bajo mi punto de vista de Patrick Négrier sobre un cuadro de Logia de Tercer Grado publicado por Gabriel-Louis Pérau en l’Ordre des francs-maçons trahi (1745), y considerando que históricamente Hiram surgió como una figura alegórica de Jesús de Nazareth, proceso obvio dado el contexto calvinista y por tanto cristiano en la génesis ritual de la moderna Francmasonería, pero por otra parte tendente a aglutinar ecuménicamente variadas sensibilidades religiosas incluida el ateísmo, capaces de generar una válida atracción y convivencia tras nefastos episodios de enfrentamientos religiosos y que empujaba a la búsqueda y construcción de un lenguaje óptimo consensuado cuyo mensaje final fuera ética y moralmente aceptado y compartido por todos) a la que se incorporó toda una simbólica paralela con una amplia lectura (véase el papel de la acacia como substitución a la teofanía bíblica de la zarza ardiente y que perfectamente encajaba en otras lecturas simbólicas pertenecientes a diversas culturas donde las plantas han ofrecido muchas y variadas interpretaciones al uso y al gusto), propondremos previamente una lectura de otros muy utilizados cuadros de logia tal vez más orientada en una supuesta tradición alquímica y referida a antiguos misterios que si bien no comparto en lo personal, creo que supone un buen ejercicio simbólico en cuanto al análisis y descomposición del mensaje inherente del contenido que aparece en estos cuadros de Logia y cuyos elementos merece la pena conocer y valorar.

La Transmisión

Todos nosotros en nuestro interior llevamos a un maestro que debe despertarse, es el núcleo divino, para algunos, de todo ser humano. Está tumbado en una tumba, como Osiris. De ahí el sentido de la expresión platónica (sôma sêma), «el cuerpo es una tumba» para el dios sepultado en la carne, que la masonería llamó a Hiram. Sin embargo, los misterios masónicos de tercer grado van más allá de este primer misterio para centrarse sobre el objetivo final de toda realización hermética.
Es aquí donde la masonería revela según algunos toda su herencia alquímica ya que el tercer grado nos muestra que el fin esencial de toda sociedad iniciática es la transmisión: el maestro debe morir para resucitar en un discípulo, cosa indispensable para que una orden iniciática permanezca viva.
En efecto, si nadie no recibe el don tangible que salva de la muerte, la cadena iniciática se interrumpe, y los maestros, no teniendo más hijos, se retiran de este mundo. Entonces, sólo se quedan los símbolos, las abstracciones filosóficas o esotéricas, un ideal social y una moral. Nada de todo esto permite a Dios (lo divino, lo bueno, bello y justo, al ideal de perfección, o cualquiera de sus múltiples acepciones y/o concepciones arquetípicas o modélicas) encarnarse en este mundo, ni a nadie para ser salvado. De ahí la importancia de la transmisión efectiva.
El hermetista contemporáneo Emmanuel d' Hooghvorst se inclinó este tema capital, a propósito de un pasaje del Zohar:

¿Y de donde sabemos que Jacob no murió? Del versículo: «Porque estoy contigo» (Jeremias I, 8)... es decir que su Señor vino para asociarse con él en su generación de abajo... Y «Jacob volverá…». Rabí Isaac dijo: Los compañeros le mantuvieron de pie... Según que su descendencia está viva, él también, está vivo.

E. de Hooghvorst nos da misterio de la transmisión masónica, la llave de comprensión ya sea hebraica o masónica:

« Los compañeros…., en arameo haberaya; esta palabra puede ser empleada para designar a los miembros de una hermandad o de un orden de compañeros del maestro, que se transmiten su enseñanza y su vida. Pensaremos muy naturalmente en ciertos rituales de muerte y de resurrección al fin de los cuales el maestro se considera que resucita en su discípulo. Está escrito así: «Los compañeros lo mantuvieron de pie, es decir viviendo, en este mundo».

Parece evidente que la cábala hebraica y la buena alquimia hablan el mismo lenguaje que los rituales masónicos, y en el caso presente, ellos nos señalan el secreto de la transmisión dándonos a entender el sentido profundo del ritual de tercer grado. La puesta en escena del ritual quiere que el candidato a la iniciación se halle en estado de descubrir que el maestro se consagra a aquel que será su hijo, transmitiéndole así el don de la vida eterna, con el fin de resucitar en él.
Es por eso que E. d' Hooghvorst escribe: «los compañeros del maestro, que se transmiten su enseñanza y su vida… Según el Zohar, «los compañeros lo mantuvieron de pie». De pie, ya que por los cinco puntos de la perfección, el maestro resucita en uno de ellos. Aquí se acaba el trabajo del maestro - la transmisión o la multiplicación alquímica - y comienza la de su hijo creado no de carne sino de espíritu. Este hijo debe mantener al padre vivo «en este mundo», con el fin de que la orden no zozobre en la muerte de la letra o de los ritos. Tal es el sentido de la exaltación en el grado de maestro.
Estas palabras del Zohar, comentadas por la pluma de Emmanuel d' Hooghvorst, dan la llave de la comprensión de la naturaleza de la masonería así como de su función en este mundo, tanto para los tiempos pasados como para los tiempos presentes, según algunos.

Debo confesar que a día de hoy mi discrepancia con lo aquí expuesto es absoluta, y que la razón, origen simbólico y ritual, así como el contenido y mensaje subyacente en este grado son otros diversos en su génesis y con una finalidad más cercana y próxima de descifrar.
Tal vez el ser humano, tan apasionado por lo oculto y mistérico, haya querido ver una realidad supra-humana en la transmisión, aunque ya de por sí, tiene suficiente legitimidad y peso específico el “simple” sacrifico y renuncia a lo pasional y subyugante, tras cuyo esfuerzo ejemplar, renace un nuevo hombre a imagen y semejanza de un modelo que, aunque tal vez mítico o ficticio, representa el ideal de aquello perfecto y nos acerca a la libertad. Esa es la grandeza en el regirse del Maestro y la enseñanza a transmitir al discipulado que, redescubriendo sus potencialidades, trabaja por su desarrollo en un mundo con valores compartidos y de respeto por la riqueza en la pluralidad liberándose del ego desmesurado, convirtiéndose en un ser social y solidario a medida que se perfecciona individualmente.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE

02 de setembre 2010

Consideraciones sobre cuadros de Logia de Tercer Grado (I)

Se considera tradicionalmente que la masonería practica, en cada uno de los grados, unos rituales que ponen en escena los misterios iniciáticos correspondientes. Lo que es ampliamente discutible, es lo ancestral de la práctica en la forma de transmisión de dichos misterios, e incluso el objeto/mensaje en sí mismo transmitido aunque hayan podido beber para la composición de sus formas, de modelos pertenecientes a pasadas o antiguas civilizaciones poseedoras de mitos y leyendas que pretenden dar a entender su cosmogénesis o dar respuesta a una realidad trascendente.
En estos rituales, reencontramos ciertos gestos, posiciones y desplazamientos, así como palabras que son, en realidad, las palabras sagradas y de paso. Otro elemento importante es el «Cuadro de Logia», una representación iconográfica donde son resumidos los secretos de cada grado.

Aunque el repertorio iconográfico de la masonería haya variado durante los siglos, los componentes esenciales de cada uno de tres grados universales y fundamentales (aprendiz, compañero y maestro) no han sufrido cambios importantes; no hay pues diferencias significativas entre los diversos cuadros de un mismo Grado.
Vemos primero que el Cuadro de Logia de Maestro está dispuesto de tal modo que Hiram, acostado en el sarcófago, tenga la cabeza en Occidente y mire hacia Oriente; el norte se sitúa pues en su izquierda.
En masonería, y aunque las lecturas hayan mutado con el tiempo, Hiram representaba dos aspectos de la divinidad, si bien esta divinidad quedaba libre de definición doctrinal o derivaba de un deísmo acorde a la Religión Natural: el primer aspecto lo vincula a la vida celeste que baja a este mundo (el mundo que es el hombre) para construir allí el templo pero también al dios sepultado en la tumba del cuerpo, y que debe resucitar, ambos aspectos muy presentes en el tercer grado.

La Palabra de Maestro

En la masonería moderna, el nombre aparece por primera vez en el manuscrito Dumfries n ° 4, de 1710, cuando es cualificado de "maestro masón". La «tumba del maestro Hiram» se percibe en el manuscrito Wilkinson de 1727, y la primera descripción de una elevación (resurrección) del cuerpo de Hiram por medio de la palabra de maestro se encuentra en el manuscrito Graham de 1726.
En la tentativa de levantarlo, uno de los maestros dice: "morrow in this bone”, «médula/tuétano en este hueso».
La obra de Samuel Prichard, Masonry dissected, editada en Londres en 1730, contiene la leyenda completa de Hiram. Encontramos allí también una descripción de los "cinco puntos de compañero" o "de perfección". Desde entonces, en todos los rituales de tercer grado, la “resurrección” de Hiram es asociada con la palabra de maestro y con los "cinco puntos de perfección".
Según un manuscrito de 1725, “The Whole Institutions of freemasons opened”, la palabra de maestro es Magboe and Boe, lo que, según el ritual, significaría: morrow in the bone, «la médula/tuétano en el hueso».

Durante el siglo XVIII, la palabra de maestro tomará diversas formas: Mahabon, Moabon, así como una gran variedad de grafismos, que sólo hicieron que aumentar la disparidad fonética y semántica.
Ciertos autores afirman que Mahabon o Moabon y sus variantes son una deformación del hebreo mah haboneh.
F-H. Delaulnaye, un masón francés de principios del siglo XIX, informa que el sentido de Moabon es «del padre», ya que un francmasón se convierte, por el hecho de su recepción al tercer grado, en el hijo y el sucesor de Hiram. Por otra parte, El Tuileur de Vuillaume afirma que Moabon proviene del hebreo moab, porque ab, significa padre.
Sea la que sea, la palabra de maestro aparece siempre asociada a la putrefacción: la carne se separa del hueso, la carne es corrompida, «podrido hasta el hueso», etc. Pero decimos también: hay médula en el hueso...
La idea subyacente es por una parte que las médulas/tuétano están vivas y por otra parte que la carne está corrompida. La confusión que reina entre los nombres del grado de maestro es por cierto, real. Sin embargo, si examinamos atentamente los rituales, y aunque los elementos que hacen referencia a la corrupción estén asociados con la palabra sagrada de la maestría, esto no significa necesariamente que sean una traducción. En el momento en el que se levanta al maestro Hiram, decimos solamente: la c…. se s…. del h….. Hay asociación de conceptos, no necesariamente traducción.
Otra palabra de maestro utilizada en masonería, Mac-B….c, figura en un ritual francés de 1730, y se utiliza en el rito francés o moderno. También le atribuimos orígenes múltiples y significados, aunque ciertos autores consideren que no signifique nada en absoluto, en ninguna lengua. Para el masón inglés Thomás Payne (1737-1809), es un nombre de origen céltico: hijo (mac) de la viuda (b…c). Esta interpretación concuerda bien con su tesis sobre los orígenes druídicos de la masonería inglesa. Aunque inexacta no contradice de ningún modo a las otras y se integra bien en el contexto simbólico del grado de maestro.
En la obra ya citada de Prichard, encontramos el grafismo Machbenah y le atribuimos el sentido siguiente: el constructor ha sido matado.
Una obra inglesa publicada en 1751, “La Maçon démasqué”, cita el término Mac B….c y afirma que significa "la carne se separa de los huesos". Arturo Reghini, en 1922, le atribuye un origen hebraico y traduce por œdificantis putrido, «la putrefacción, (maq) de aquel que edifica (boneh).
El verbo Benah significa también engendrar, de modo que Mac-benah podría traducirse en «engendrado de la putrefacción», lo que sería una alusión clara a la muerte y a la resurrección de Hiram. En este sentido, la interpretación de Reghini se revela aceptable, y se integra perfectamente en el misterio del tercer grado.
Finalmente, los documentos franceses del siglo XVIII afirman que la antigua palabra sagrada de la maestría era J…h, que ha sido perdida (mejor decir substituida por prudencia) y que a los masones les incumbe reencontrarla. Según G-L. Perau, en su obra “El Secreto de los francmasones”, publicado en 1745, el Tetragrama fue escrito sobre el sarcófago de Hiram porque «tal era la antigua palabra de maestro», afirmación que queda también formalmente recogida con la elaboración del Régulateur du Maçon, en su ritual de Tercer Grado.


Joaquim Villalta, Vª Orden, Gr.·. 9
Miembro de la Academia Internacional de la Vª Orden - UMURM
Miembro de la Logia de Investigación "Los Modernos" - GLMAE